domingo, 25 de septiembre de 2016

La universidad moderna

Vengo aquí a desahogarme porque a ver dónde voy a ir si no es a mi blog querido (y abandonado, a ratos). Vengo aquí, os digo, pero no dudaré en negarme, negaros, si es menester. 

Os cuento: vuelvo a ser universitaria. Sí, como lo leéis. A la vejez, viruelas. 

El caso es que tras varios años de ser y sentirme (de vez en cuando) intrusa, me he decidido a matricularme en los estudios #delomío. Algo ligero, un par de asignaturas, no vayáis a pensar, que ni el tiempo ni el dinero dan para más. Pero así lo puedo poner en el curriculum, que queda divino de la muerte. 

Total, que pensaba yo que esto iba a ser más normal. De estudiar y ya. Y no. Me quieren hacer moderna, asertiva, proactiva, esas cosas. A mí. A este erizo. Vamos a ver. 

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Series de los últimos tiempos

Ando como pollo sin cabeza o pingüino en garaje en lo que a series se refiere. Sin los jaleos de los Crawley ni las andanzas de Alishia en Chicago mi otoño seriéfilo se presenta raro, triste, aburrido... Miro a lo lejos y sólo veo la nada. 

Sí, estoy de un metafísico muy insoportable. 

Total, que, dado lo anterior, me he dado a la experimentación. No queda otro remedio. Al menos hasta que llegue Call the Midwife a acogerme en su cálido seno y vuelvan mis lloreras semanales, tan purificadoras y relajantes. 

1. 12 Monos. Esta serie va ya por la tercera temporada, creo, que empezará, creo, a primeros de año. ¿De qué va? Viajes en el tiempo, gente muy mala y un futuro apocalíptico. Paradojas a tope, que mejor no pensarlas mucho porque la cabeza explota. Y eso que servidora es whovian y está curada de espanto en lo que a idas y venidas temporales se refiere. 

2. Mr. Robot. El planteamiento de la serie está muy bien y el protagonista -que se llevó el Emmy el otro día- lo hace genial. Sí. Pero no es para mí. Al principio prometía por aquello de hablar de una conspiración a nivel mundial, pero se dedican a liar la madeja y a contarnos que los malos no son tan malos y los buenos no son tan buenos y es todo tan triste, tan oscuro, tan dramático... Que, mira, no. Yo estoy en modo Fangoria: no quiero más dramas en mi vida. Gracias. 

lunes, 19 de septiembre de 2016

Annie Hall


En mi camino por suplir mis carencias cinematográficas no sólo hay hueco para películas vergonzantes. También tengo días inspirados en los que me propongo culturizarme en modo cultureta. De ahí que ayer, por ejemplo, me diera a Woody Allen y a su Annie Hall, mítica historia de finales de los 70 protagonizada por mi adorada Diane Keaton, novia en aquel entonces del propio Allen. 


jueves, 15 de septiembre de 2016

TAG. Universo Harry Potter

Visto en Facebook. Allá voy. 

1- ¿Cuál es tu libro favorito?

La orden del Fénix. ¿Por qué? Porque es el libro de Sirius, para bien y para mal. Y porque me encanta la idea de la sociedad secreta de rebeldes que luchan contra el orden establecido. 

2- ¿Cuál es tu película favorita?

La orden del Fénix tiene muchas papeletas, junto al Príncipe Mestizo (aunque prefiero, siempre, los libros), pero he de reconocer que Azkaban es para mí la mejor de todas. Se nota la dirección de Alfonso Cuarón.

3- ¿Libro que menos te gusta?

El cáliz de fuego. No me puede interesar menos el torneo de los Tres Magos, aunque me gusta mucho la parte del campeonato de Quiddicht. 

4- ¿Película que menos te gusta?

Igual. El cáliz de fuego. Mucho menos que el libro. Es el horror hecho imágenes. Esos pelos, ese crecimiento extraño de todos... Los 15 años nunca fueron tan espantosos. 

miércoles, 14 de septiembre de 2016

The Rewrite

Bueno, vale, venga, voy. 

Que no se diga. 

Como sabéis, desde hace un tiempo intento paliar mis lagunas oceánicas en lo que a cine se refiere. Pero lo hago a mi modo. O sea, que puede pasar cualquier cosa. Como que descubra que hay una peli con Hugh Grant de protagonista de la que no había oído hablar. 

Repito: peli de Hugh Grant de la que YO no sabía nada. Y reciente, que es de hace un par de años. 

MUY fuerte. 

La descubrí gracias a esa biblia moderna llamada Vanity Fair. Por añadirle emoción al asunto, lo digo. 

Total, que, como comprenderéis, me faltó tiempo para echarle un ojo, y dos, a la película en cuestión, llamada The rewrite, título que en español convirtieron en ¿Cómo se escribe amor?. 

Disculpad, voy a vomitar. 

También hablé de...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...